Blogia
ASOCIACION IUVENTA

Cementerio San Eufrasio. Amable Cortijo de los Muertos

Septiembre 2001.

Iuventa solicita la declaración del Cementerio de San Eufrasio como Bien de Interés Cultural.

--------------------------------------------------------------------------------

Septiembre. En un escrito remitido a la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía, la Asociación Juvenil Iuventa ha solicitado la protección del antiguo Cementerio de la ciudad, ya cerrado al público, situado en el Paseo de las Cruces, obra del arquitecto Manuel López de Lara y se edificó en 1829.

El Cementerio de San Eufrasio conserva algunos de los escasos ejemplos de arte funerario en Jaén y en él se albergan algunos mausoleos familiares de gran belleza. Se da la circunstancia que el cementerio se encuentra en estado de abandono y se ha llegado a rumorear la posibilidad de acometer su derribo.

La figura de Bien de Interés Cultural viene recogida en las Leyes de Patrimonio, tanto andaluza como estatal, y supone el nivel superior de protección al que se puede someter un bien inmueble y su declaración supone su inscripción en el Registro que la Consejería de Cultura mantiene al efecto.

El razonamiento de Iuventa incluye los siguientes antecedentes históricos:

“Pese a que existía una real orden de Carlos III que decía lo contrario, en Jaén se siguió dando sepultura en criptas de parroquias y panteones de Cofradías. Sería el rey José I el que se propuso modernizar a Jaén en este aspecto, consiguiendo que los jiennenses dieran reposo a sus muertos en cementerios construidos fuera de la ciudad.

Así nacerían conatos de cementerios en los Egidos de Belén y en Huerta de Capuchinos, donde hoy está el Campo Hípico. Pero nos dice Manuel López Pérez en sus “Cartas a Don Rafael”, que el proyecto no cuajó, hasta que por fin, en 1.829, el Ayuntamiento y el Obispado de común acuerdo edificarían el “Cementerio del Calvario”, hoy conocido como de San Eufrasio.

Posteriormente, entre 1.859 y 1.896 el Cementerio Viejo fue objeto de una gran ampliación, y en 1.874 se construyó junto a este un Cementerio Civil. Siempre se conoció a éste último como “el corralillo”, en claro tono despectivo. A pesar de las distintas modificaciones se aprecia facilmente el trazado del primitivo cementerio.

En la fachada principal se abre en un pórtico sostenido por columnas dóricas al gusto del siglo XIX y se corona su fachada con una elegante espadaña a cuya espalda figura inscrito SE REEDIFICO AÑO 1895.

A la izquierda del zaguán de entrada se encuentra la capilla, con un valioso crucificado, y a la derecha las dependencias, para posteriormente dar paso a una serie de patios rectangulares donde se reparten los nichos, mauselos y panteones.

El Cementerio Viejo presenta un doble interés. De un lado el histórico, pues no en vano se encuentran en él las sepulturas de gran parte de los personajes más ilustres del Jaén decimonónico. Por otra parte es importante su interés como único ejemplar de arquitectura funeraria que existe del Jaén de ese tiempo.

Se puede observar una amplia colección de lápidas funerarias del mas variado aspecto, como por ejemplo una lápida masónica, de singular rareza, o la de los padres del ilustre pintor José Nogué Massó, que ofrece sus retratos al óleo.

Entre los Mausoleos se pueden destacar el de D. Rodrigo de Aranda, Conde de Humanes, concebido como una pirámide triunfal, o el del conocido Dr. Martínez Molina, que ofrece un aspecto más científico que religioso.

Otro mausoleo interesante es el del popular Bernardo López, que está rematado por una figura femenina alegórica a la poesía, obra de Tomás Cobo en 1.899.

En el Catalogo Monumental de la Ciudad de Jaén y su Término se recoge que el aspecto más interesante del cementerio es la serie de panteones familiares que ofrecen un amplio repertorio donde domina el historicismo mezclado con un inevitable toque romántico.

Entre esos panteones encontramos como destacados el de la familia “Flores de Lemús”, obra del insigne arquitecto Luis Berges Martínez, que adopta forma piramidal inspirada en los pequeños templos del Egipto faraónico.

También el panteón de la familia “Ruiz Córdoba”, con espléndida combinación de piedra y ladrillo, o los de Aurora Anguita y de Gabriel de Bonilla y Bonilla.

Mirando alrededor del cementerio la historia se hace presente. Tumbas de poetas, médicos ilustres, toreros y un largo etcétera de hombres y mujeres desconocidos que fueron indudablemente parte fundamental en la historia del viejo Jaén.

De este cementerio, nos dice Manuel López en el mismo libro que tiene un porche entre manchego y castellano, y más que cementerio parecía, según Rafael Ortega y Sagrista, “el amable cortijo de los muertos”.

Copyright Aula Jaén 27, 2001.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

Asoc. IUVENTA -

Sí Paloma, aunque tardaron diez años. Recientemente se incluyó en la nueva ampliación del conjunto histórico de Jaén y ha quedado como zona BIC. Gracias por su interés y nuestra web ahora es www.iuventa.org

Paloma -

¿se consiguio que fuera declarado Bien de Interes Cultural?
Saludos

Arilena -

Hola,
Quiero visitar la ciudad de Jaén y me gustaría pasar también a ver el cementerio Viejo ¿Cuales son sus horarios?

Gracias

isaac jimenez -

soy un descendiente de san eufrasio y quiero saber todo
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres